VENEZUELA: comunicación y periodismo en libertad condicional
VENEZUELA: comunicación y periodismo en libertad condicional

AUTOR: La Alianza por la Libertad de Expresión en el Día del Periodista

La Alianza por la Libertad de Expresión, en el Día Nacional del Periodista, expresa su reconocimiento a quienes ejercen con alto sentido de la responsabilidad y deber profesional la labor informativa en Venezuela. El país atraviesa una crisis humanitaria compleja, por lo que cada impedimento a la libertad de buscar y difundir información, afecta al conjunto de la sociedad en su afán por denunciar la vulneración de sus derechos.

La tarea de los profesionales de la información y los comunicadores es la que asegura a la ciudadanía un registro de las decisiones y conductas políticas que causaron la grave crisis económica, política y social que afecta a la población venezolana. El escrutinio de la gestión pública se mantiene como tarea ineludible del periodismo y tiene una relación directa con la democracia y la vida republicana.

El trabajo de los periodistas y comunicadores es fundamental para exponer la realidad, al fungir como canales de denuncia en honor a su propósito de servicio social. A pesar de que esa labor es cada día más difícil, la persistencia del periodismo depende de esas personas que deciden no callar ante los abusos y las injusticias, es el testimonio, lo que está por decirse, el insumo que convierten los profesionales en información.

El autoritarismo se consolida a partir de una hegemonía comunicacional que utiliza a los medios públicos para hacer propaganda, proselitismo y promover la desinformación. La censura al pluralismo y la diversidad, por la vía de restringir el discurso crítico, impide el efectivo ejercicio del derecho a la libre expresión, pilar de toda democracia.

Este 27 de junio de 2018, a dos siglos de la primera edición del Correo del Orinoco, recordamos lo que consideramos el propósito del periodismo, a través de las palabras de Simón Bolívar, para quien el impreso debía constituirse como “… educador de masas de hoy y mañana […] fiscal de la moral pública y freno de las pasiones, vigilante contra todo exceso y omisión culpable, catecismo moral y de virtudes cívicas, tribunal espontáneo y órgano de los pensamientos ajenos”.

La defensa de la libertad es una de las tareas en el actual momento nacional y es la continuación en la construcción y defensa de la República que hicieron los libertadores en el siglo XIX. La tarea de informar habrá de servir a las futuras generaciones para comprender la difícil etapa en la que hoy está sumido nuestro país y será fuente de valor documental para no repetir los errores del presente.

Al destacar la labor de los periodistas venezolanos en su día, sumamos nuestras voces al reclamo por condiciones para un ejercicio de calidad que garantice el acceso a las fuentes de información pública; el cese de la discriminación contra los medios independientes; el respeto a la integridad física de los trabajadores de la comunicación, especialmente en el caso de los reporteros gráficos; así como el fin de la persecución, verbal y penal, contra la información crítica a la gestión gubernamental.

La sociedad venezolana debe reconocer a los periodistas y comunicadores la importancia de su lucha, no exenta de riesgos en defensa de los derechos humanos, entre ellos la libertad de expresión, consagrados en la Constitución de Venezuela.

Caracas, 27 de junio de 2018

Screenshot_2