AGENDA PÚBLICA

Opinión


ep cuadrada
uz2RBJkq
Memoria

In Memoriam: Evangelina García Prince

Evangelina García Prince (1934-2019) fue una venezolana extraordinaria. Lo que más me llama la atención fue la condición genuinamente multifacética que tuvo su vida pública. 

Hace pocas semanas, al conocerse su fallecimiento, las organizaciones feministas y de mujeres en Venezuela le reivindicaron. Razón no les faltó. 

 También lo hizo el mundo político. Yo quiero reivindicar una de esas facetas que quedaron en segundo plano en la trayectoria…

In memoriam: Eleazar Díaz Rangel (1932-2019)

Se trata de recordar al gremialista, político, docente, periodista e investigador de la comunicación que fue Eleazar Díaz Rangel quien falleciera, a la edad de 87 años, el 24 de abril de este año.

Se gradúa en periodismo en la Universidad Central de Venezuela en 1957. Director de la Escuela de Comunicación Social (UCV, 1983-1986).

Jefe de cátedra de Periodismo Informativo. Coordinador y profesor del postgrado de Especialización de Información Internacional (UCV). 

Una memoria particular -el adiós de Pablo-

Sabíamos que se iba a ir pero de todas formas nos dolió de manera implacable. Esperábamos su partida pero no queríamos que llegara ese día. Se nos quedó la palabra en la boca, como una promesa fallida.

La primera vez que supe de él fue en 1970,  a lo lejos, en las páginas de una revista innovadora, de vida intensa, que se llamó Reventón. Fue un verdadero reventón que alteró las reglas del periodismo venezolano con el trabajo de un puñado de comunicadores de nuevo cuño


Poder y medios de comunicación: entre la democratización y el autoritarismo. La sinuosa historia venezolana

Andrés Cañizález

En este texto se revisa la historia de surgimiento y consolidación del modelo de medios de comunicación en Venezuela, el cual tiene su apogeo en los años 70 y 80 del siglo pasado, en momentos en los que este país exhibe en la región un sistema democrático apalancado por la renta petrolera. 

El ocaso democrático, a fines del siglo XX, abre paso a un período de autoritarismo político y comunicacional. El chavismo implantó un modelo denominado “hegemonía comunicacional”, que terminó formando parte de la herencia política que recibió Nicolás Maduro de Hugo Chávez en 2013, cuando el primero asume plenamente el poder en Venezuela, tras la muerte del segundo. 

portada

El modelo mediático venezolano registró una transformación radical con acciones desde el poder, en cuyo discurso se dice defender la democratización, pero que en la práctica ha significado la consolidación de una lógica autoritaria política y comunicacional

El desarrollo moderno de los medios masivos de comunicación en Venezuela es correlativo a la explotación comercial de hidrocarburos en el país, fomentada durante la dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935). Si bien en el siglo XIX venezolano hubo prensa escrita, esta tenía un sesgo partidista y una finalidad netamente política (Nieschulz, 1981). Es con el despuntar del siglo XX que comienzan a establecerse empresas dedicadas, en primer término, a la edición de periódicos, y luego la radio ya en la etapa final del gomecismo


Comunicación libre en transición Agenda para la reconstrucción democrática en Venezuela

Alianza por la Libertad de Expresión

El camino para ingresar a una democracia plural y participativa, a una cultura democrática como forma permanente de vida en nuestra época, pasa por un sector de las comunicaciones democráticamente concebidas, ejercidas y reguladas, libres de las exigencias que impone una ideología.

aplde

Desde ese principio, la Alianza para la Libertad de Expresión nos ofrece en este trabajo un resumen de las propuestas/metas que habría que implementar –en un nuevo gobierno– para alcanzar una nueva institucionalidad en las comunicaciones. Las políticas que se establecen, ampliamente discutidas por todos los miembros de la organización, deben asegurar una efectiva libertad de comunicar a todos en un ámbito de pluralismo democrático, modernidad tecnológica, empleo universalizado de las TIC y armoniosa convivencia entre vigorosos servicios públicos de medios de comunicación no gubernamentales, privados-comerciales y comunitarios

Venezuela atraviesa una crisis estructural sin precedentes en América, que se traduce en pésimas condiciones de vida que impiden gozar de derechos básicos como la alimentación, la salud o el trabajo digno. Esto generó una migración forzada que asciende a más de cuatro millones de personas en dos años, el mismo tiempo que lleva la economía en hiperinflación, lo que disminuyó el poder adquisitivo al punto de ubicar el sueldo mínimo por debajo de los tres dólares mensuales.

La vulneración de los derechos económicos y sociales fue paralela a la imposición de un monopolio mediático para consolidar una versión unificada de la realidad, identificada con la verdad, como mecanismo de control social y político, a través de la férrea vigilancia sobre lo que se dice y, en particular, sobre lo que no se debe decir. 

La ausencia de instituciones republicanas eliminó la posibilidad no solo de ejercer derechos, sino de exigirlos con garantías, lo que en un contexto no democrático tiene graves consecuencias. Este proceso fue paulatino…

Pre-textos


fake news portada

Venezuela en fakecracia: Guion oficial de mentiras y fake news como parte de la propaganda

León Hernández

Es perturbador el efecto de las fake news en democracias, pero puede ser aún más dañino en regímenes como el venezolano, sin libertad de expresión y con crisis política, social y económica.  

Las mentiras corren con ciudadanos que sortean censura y blackouts, bajo el bombardeo de una máquina de propaganda oficial. 

Las fake news son “información fabricada que imita noticias y contenidos de medios de comunicación social en cuanto a su forma, pero no en su proceso organizativo o intención”.

Este concepto deja claras diferencias entre lo que son las fake news, y la propaganda política –sean sus contenidos verdaderos o falsos–. Lo relativo a estos contenidos de comunicación dirigida a distorsionar la realidad no sería sinónimo a pie juntillas de una manipulación a la opinión pública intentada por un vocero gubernamental o estratega político comunicacional, pues el anglicismo –que bien podría sustituirse al español por “noticias falseadas”– se circunscribe a la acción de hacer circular contenido falso en un producto empaquetado como periodístico por la vía impresa, audiovisual, digital o por un mensaje que se hace pasar por genuino en las redes sociales…