HABLEMOS 


Hablemos 1

Diálogo y conflicto político

Mariela Matos Smith

La palabra diálogo ha sido escuchada recurrentemente desde inicios de 2016. Para unos, es una discusión que busca llegar a un convenio. En nuestro país se inició desde el mes de septiembre del año pasado, un proceso de diálogo entre la oposición democrática representada por la Mesa de la Unidad, MUD y el sector gubernamental u oficialista. Desde esta perspectiva, el Consejo de Redacción de la revista Comunicación decidió plantear el tema del diálogo, de la participación y de los procesos de negociación en el contexto venezolano actual.

Hemos decidido invitar a participar en este “Hablemos” a Elsa Cardozo, licenciada en Estudios Internacionales, doctora en Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y profesora titular jubilada de la UCV. En esa casa de estudios fue cofundadora y coordinadora del postgrado de Relaciones Internacionales y

Globales; ha sido directora de la escuela de Estudios Liberales de la Universidad Metropolitana, profesora e investigadora en el campo de las relaciones internacionales, política y diplomacia latinoamericana e historia y análisis de la política exterior venezolana de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y de la Universidad Simón Bolívar (USB).

También está con nosotros Ramón Piñango, doctor en Educación por la Universidad de Harvard, tiene un máster en Sociología de la Educación por la Universidad de Chicago y es licenciado en Sociología por la UCAB. Actualmente se desempeña como profesor titular permanente del Centro de Gerencia y Liderazgo del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA).


La Villa del cine: un ¿pobre? balance de diez años  

Ricardo Ramírez Requena

Creada en 2006 por el Estado venezolano –una acción que surgió de la propuesta del cineasta Román Chalbaud y del dramaturgo Rodolfo Santana– estuvo de celebración por sus diez años de haber sido fundada. Su presidente, José Antonio Gómez, apuntó que “ganar terreno y reconocimiento en Latinoamérica, y avanzar en la formación de los nuevos y futuros creadores del séptimo arte nacional, forma parte de los objetivos que la Villa del Cine se ha forjado para los próximos años”.

La creación y desarrollo de La Villa del Cine es todo un caso de estudio. Creada en 2006, fue una iniciativa del gobierno de Hugo Chávez Frías para estimular y promover el cine nacional. En tiempos anteriores al chavismo, el cine venezolano gozó de apoyo por parte del Conac (antiguo Consejo Nacional de la Cultura), lo que nos permitió ser espectadores de varias apuestas por parte de directores jóvenes o experimentados. Hoy en día, en cambio, los vínculos de la Villa del Cine no pasan por el Ministerio Popular de la Cultura (uno de los logros del chavismo fue la creación de un Ministerio que representara a la cultura, por fin, y luego de años de espera), sino por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información. su fin último ha sido, junto con la música, representada en especial por la orquesta sinfónica y el director Gustavo Dudamel, ser el símbolo de las políticas culturales más ambiciosas del chavismo. estas políticas se han centrado en comunicar, divulgar, promover, publicitar y, en términos generales, hacer propaganda. podemos entender entonces que el ministerio del poder popular para la comunicación e información sea quien rija a la villa del cine.

Luego de una inversión de varios millones de dólares, la villa del cine dispone de casi cuatro hectáreas de terreno, y estudios de grabación, y filmación, además de espacios para pre y postproducción. siguiendo iniciativas semejantes a otros países, su éxito o fracaso, a diez años de su fundación, está todavía por discutirse.

hablemos