HABLEMOS 


“La cultura digital cambia la lectura y los modos de estudiarla”

“La cultura digital cambia la lectura y los modos de estudiarla”

Carlos Scolari

El Hablemos que ofrecemos es una entrevista que le hiciera el investigador argentino y profesor titular del Departamento de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona-España, Carlos A. Scolari, a Néstor García Canclini. La misma apareció publicada en el libro Lectoescritura digital (edición digital) del Ministerio de Educación y Formación Profesional del gobierno español.

Nota introductoria

La entrevista gira en torno a cómo la práctica de la lectura y de la escritura ha cambiado debido a las tecnologías de la información y comunicación. Conceptos como participación e interactividad se ven enriquecidos por los llamados ecosistemas digitales.

Así, los tiempos que anteriormente se dedicaban a la lectura de libros impresos o a los periódicos, a ver televisión, o escuchar radio, hoy se distribuyen entre otros dispositivos como el Twitter, Facebook, WhatsApp, plataformas de transmisión, eBooks, Podcasts, Instagram, Wattpad, YouTube….

Las apreciaciones que hace Néstor García Canclini en torno a la cultura digital son de interés para entender, en estos tiempos, como el mundo ha cambiado y cómo los humanos estamos cada vez más determinados por esos entornos digitales en los que se mueven los jóvenes del presente. De ahí que Canclini insiste, cada vez más en sus textos y ensayos, en la idea de reflexionar sobre lo que llama la “antropología de los lectores”.

 


Antonio Pasquali, el comunicólogo: la vida sin nostalgia

Guadalupe Burelli

La primera vez que le hablé a Antonio Pasquali de entrevistarlo para este libro (Italia y Venezuela: 20 testimonios), no se mostró muy convencido.

Estaba escaso de tiempo, se acercaba la Navidad y con ella la preparación de los platos rituales, y recordar sus pasos era un ejercicio que le era ajeno y no parecía hacerle demasiada gracia. 

Antonio-Pasquali

Pero cuando luego me propuso que hiciéramos la entrevista a través del correo electrónico acepté de inmediato el cambio de señas, porque era atractiva la idea de dialogar cibernéticamente con un comunicólogo de su importancia. 

En definitiva ¿qué diálogo puede ser más contemporáneo que ese? Quizás el “chateo”, que ocurre en tiempo real.

La experiencia terminó siendo muy buena y creo que logramos mantener el ritmo de diálogo que permiten las entrevistas cara a cara.

Después de todo –me atrevo a decirlo– el que más disfrutó fue Pasquali, y ahora, espero que sus hijos y sus nietos para quienes –me confesó– había dedicado este ejercicio nemotécnico…